Testimonio de Veronica en la Unidad de Cuidados Paliativos Hospital Tornu-Fundación FEMEBA

Y veamos que es primero ¿el huevo o la gallina? ¿El paciente o la persona? ¿el tecito o la tomografía ?

Elija: tenemos te, café, arteterapia, terapia ocupacional, quiere solo terapia? tenemos ! Hasta quien nos enseña lo que ya sabemos, todos somos uno y en ese uno, estamos todos.

Asistiendo a lo que llamo cambio de paradigma en salud, magna palabra si las hay, y sí! todos queremos salud. Con tanta sana naturaleza por ahí dando vueltas, quiero y me anoto!

Aunque se me mezclan los tantos, che… hoy prevalecen en mí, mi salud-estado-emocional.

Hay cambios en nuestros cuerpos que no podemos manejar y es acá en este espacio donde la paliatividad cumple la más óptima de sus funciones : llenarnos de recursos, aprendemos a usarlos sin miedos, tabúes, terrores que si alguna vez sirvieron, hoy aprendemos entre todos que lo esencial, aunque invisible a los ojos, se siente en el corazón. Aliviando síntomas, curando el alma, sosteniendo la mirada sonriente en momentos limites. El interés, el saber que al profesional también le interesa la persona, hay un objetivo y el objetivo se cumple.

 

Vero, Mayo 3013. Nota al equipo de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Tornu-Fundación FEMEBA.